¿Quiénes Somos?

RESEÑA HISTÓRICA

A finales de 1983 y más exactamente en el mes de octubre se inicio a plasmar un proyecto de gran envergadura a nivel educativo denominado “Colegio el Pequeño Creador”, siendo sus fundadoras la tecnóloga en educación preescolar Señora Esperanza Rondón Almeida y la actual Rectora Licenciada Esperanza Celis Quintero, abriendo las inscripciones en la casa que habitaba la familia Oliveros ubicada en la calle ancha de Zapamanga II etapa. Se iniciaron clases en febrero de 1984 con un total de 65 estudiantes de los niveles de jardín A, jardín B, primero y segundo primaria, en una casa ubicada en la calle 112 No. 48-29 del barrio Zapamanga I etapa.

En 1990 se vincula como copropietaria y directora administrativa la Licenciada María Teresa Rondón Gómez y se da inicio a la construcción formal de la actual planta física la cual tiene capacidad para un número aproximado de 400 estudiantes.

En 1991, se completó el ciclo de básica primaria con una promoción de 17 estudiantes.

En 1993, se dio inicio a la básica secundaria con el grado sexto en modalidad comercial y se cambió la razón social a COLEGIO TECNICO COMERCIAL YAREGUI.

En 1998, graduamos nuestra primera promoción de bachilleres técnicos comerciales.

En el año 2019 nuestra familia COLYAREGUI cuenta con un número aproximado de 250 estudiantes distribuidos desde los grados primera infancia hasta 11º grado.

MISIÓN.

Somos un equipo con las mejores condiciones humanas y profesionales que contribuimos al desarrollo de una educación integral de los niños, niñas y jóvenes del sector de influencia. El Colegio Técnico Comercial Yaregui ofrece un modelo educativo con orientación comercial apoyado en procesos propios del Aula Autorregulada, lo cual le provee al futuro bachiller competencias básicas y laborales acorde a los avances de la ciencia y la tecnología. Versión 1, 2011.

VISIÓN

En el año 2029 el Colegio Técnico Comercial Yaregui será reconocido por su modelo pedagógico que valora, gestiona y fortalece las fortalezas y características propias de cada estudiante, siendo en sí un modelo incluyente, participativo y que dinamiza estrategias pedagógicas diferentes y ajustadas a las realidades de la población del área e influencia.